Por culpa de Bernardo Corona.
VIVI UN INFIERNO EN LA CARCEL.

Publicado el 22 abril, 2016
Archivado bajo Artículo | No hay comentarios

La idea del ahora séptimo regidor Bernardo Corona Corona era pasar una noche de desenfrené, de degenere, de perversión  sexual con la “amiga” Maru, pero  que acabo en la cárcel, donde se pudo observar a un político crudo, con sus ropas finas vomitadas, sin zapatos, pero en libertad, mientras su “amigo” padecía los sinsabores que se viven en presión.

La idea del ahora séptimo regidor Bernardo Corona Corona era pasar una noche de desenfrené, de degenere, de perversión sexual con la “amiga” Maru, pero que acabo en la cárcel, donde se pudo observar a un político crudo, con sus ropas finas vomitadas, sin zapatos, pero en libertad, mientras su “amigo” padecía los sinsabores que se viven en presión.

*Quería ser candidato del PRI a la presidencia municipal y no podía tener antecedentes penales…

*Con pavoroso revolver .38mm, el priista  baleo a un parroquiano.

*De ahí, los policías nos trasladan hacia la agencia Investigadora 50, de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal  (PGJDF) para dar inicio a la Averiguación Previa 077/D/ IZTAPA/2008 por el delito de Portación de Arma sin Licencia.

Por. Juan Manuel Vega.

Los Reyes la Paz Edo Méx.-“ESTUVE EN LA CARCEL, viví un infierno por un delito que no cometí, y todo por arrimar el hombro, para que el ahora Séptimo Regidor Bernardo Corona Corona no se le escapara el sueño de ser candidato del PRI a la Presidencia municipal de Los Reyes La Paz, pero me pago mal, me abandono a mi suerte y mi familia tuvo que solventar los gastos para que yo pudiera obtener mi libertad”.

De entrada, estas fueron las palabras que José Luis Arrollo Bautista confeso a Voces del Estado de México para seguir declarando que: “Me invito a acompañarlo porque quería emborracharse, me decía que quería ahogarse en alcohol dizque porque había tenido un problema con una de sus amantes, una tal Maru, que es quien le inyecta silicón en las nalgas para aumentarle el tamaño.

“Del prostíbulo La cabaña, que está ubicado sobre la avenida san Francisco, salimos como a las cuatro de la madrugada, para abordar su auto Nissan, tipo  Altima en color gris y dirigirnos rumbo a Taxqueña, en el Distrito Federal, y dirigirnos a la casa de Maru, pero en el trayecto le pega a un automóvil Chrysler 300 M, placas 249-VLV, modelo 2000, y se empieza a pelear con el conductor de nombre Noé López Méndez, a quien Bernardo (Corona Corona) agrede verbalmente y luego tras sacar una revólver debajo de su asiento le apunta con la pistola al sujeto que le reclamaba y le suelta un balazo”.

Tras lo anterior –refiere la fuente- el sujeto pide el apoyo de la policía y estos nos corretean hasta darnos alcance y detenernos en la avenida Ermita Iztapalapa esquina con Niños Héroes, Colonia Santa Martha Acatitla.

De ahí, los policías nos trasladan hacia la agencia Investigadora 50, de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal  (PGJDF) para dar inicio a la Averiguación Previa 077/D/ IZTAPA/2008 por el delito de Portación de Arma sin Licencia.

En la Averiguación Previa, Noé López Méndez refiere que: “Al chofer del automóvil Altima,  de quien ahora sé que responde al nombre de Bernardo Corona Corona, le pido que me pague los daños causados a mi coche pero saca una pistola, tipo revolver .38mm (Especial  marca Smith & Wesson, modelo Airweight, Matricula 1J17496 , de fabricación U.S.A)  y me dispara” hecho queda asentada esta testimonial.

 

Por otro lado nuestra fuente continua con su relato y asegura que: “Antes de que nos tomaran nuestra declaración, Bernardo Corona (Corona) me dijo que él iba a ser el candidato del PRI a la presidencia municipal (de los Reyes la Paz, estado de México) que si le echaba la mano y me inculpaba a mí mismo como quien portaba la pistola, me gratificaría bien, que me asignaría una nómina en el ayuntamiento que permitiría sacar a hacia delante a mi familia, a mis hijas.

“En la Averiguación Previa 077/D/IZTAPA/2008 y en la Causa Penal 43/2008-VI, yo me inculpe, me hice culpable de un delito que no cometí y del cual quede fichado; Bernardo Corona, ahora séptimo regidor no me cumplió, de vez en cuando me regala cien pesos el perro malagradecido”. 

En el parte informativo de los elementos de la Policía Preventiva, adscritos a la Secretaria de Seguridad Pública del Gobierno del Distrito Federal, el oficial Víctor  Manuel Aldana Pérez y Teófilo Hernández de La Cruz, dan cuenta de lo ocurrido  en esa madrugada, donde la idea del ahora séptimo regidor Bernardo Corona Corona era pasar una noche de desenfrené, de degenere, de perversión  sexual con la “amiga” Maru, pero  que acabo en la cárcel, donde se pudo observar a un político crudo, con sus ropas finas vomitadas, sin zapatos, pero en libertad, mientras su “amigo” padecía los sinsabores que se viven en presión.

Finalmente José Luis Arrollo, más conocido como el “Flaco” salió de los Juzgados bajo libertad condicionada, ya que él y su familia por sus propios medios  pagaron la Fianza con un  billete de depósito.

 

 

 

 

 

Share

Comentarios

Deja un comentario

Debes estar logueado para escribir un comentario.