Opinión:
¿QUIÉN SE QUEDARÁ CON VALLE DE CHALCO: PRI, PRD, MORENA?

Publicado el 10 febrero, 2015
Archivado bajo Artículo | No hay comentarios

FotoPagina*A Jesús Sánchez, le importa poco el PRD, solo lo usa para conseguir sus objetivos políticos-económicos porque sigue siendo el mismo priista leal al gobernador Eruviél Ávila Villegas, al PRI que lo parió, a su padre Bernardino Sánchez Gómez “El Payo” y a su hermano David Sánchez Isidoro, quienes los financiaron desde Coacalco, para adueñarse de la alcaldía de Valle de Chalco.

*Por el lado del PRD, Ramón Montalvo, es el único que garantiza un triunfo, ya que el candidato de Jesús Sánchez Isidoro, Juan Manuel Arellano, no tiene gran presencia en Valle de Chalco, mucho menos carisma para convencer al electorado.

Por. Juan lázaro Santiago.

El alcalde perredista-priista de Valle de Chalco, Jesús Sánchez Isidoro, a fuerza, se quiere quedar con la presidencia municipal, porque sabe que ahí están los ingresos económicos, -la maleta como se conoce en el argot político-, por eso su necedad de imponer como candidato del PRD a Juan Manuel Arellano Carreón.

Su negociación no la hace a nivel local, sino con los jefes políticos de Nueva Izquierda, tribu a la que pertenece y a la que le debe la silla municipal. Pero se topa con un gran obstáculo: la presencia y el carisma del diputado federal, Ramón Montalvo, también de Nueva Izquierda, quien garantiza mayor votación en una elección.

Ante este dilema, Nueva Izquierda no se ha definido y Jesús Sánchez Isidoro, aprovecha la ocasión para también sentarse a platicar con el Partido Movimiento Ciudadano, a cuyos dirigentes les puso dos cartas para la presidencia municipal: su esposa Eloina Escobedo y a Juan Manuel Arellano, en el caso de que fracase su imposición en el PRD.

A Jesús Sánchez, le importa poco el PRD, solo lo usa para conseguir sus objetivos políticos-económicos porque sigue siendo el mismo priista leal al gobernador Eruviél Ávila Villegas, al PRI que lo parió, a su padre Bernardino Sánchez Gómez “El Payo” y a su hermano David Sánchez Isidoro, quienes los financiaron desde Coacalco, para adueñarse de la alcaldía de Valle de Chalco.

Y en esa condición quiere seguir siendo dueño de Valle de Chalco, ya sea con las siglas del PRD o Movimiento Ciudadano, aunque también vio las posibilidades con el partido Morena y con el PAN, pero esas candidaturas ya estaban apartadas.

En el caso de Morena, Manuel Andrés López Obrador, ya dirigió “su dedito” hacia la persona de Francisco Tenorio, sin necesidad de asambleas o consulta con las bases sociales de este nuevo partido político.

Francisco Tenorio perteneció al PRD en la última década, haciéndose de poder y dinero; imponiendo a sus familiares en las regidurías, pero no creció como un líder natural para ayudar a la población de Valle de Chalco, sino solo se ayudó así mismo.

En fin, aunque sea un personaje de los llamados “chaqueteros”, le favorece “el dedito” de López Obrador, quien bien sabe que Morena, sigue “creciendo como la espuma” y eso le da ventaja para que tenga como alternativa un triunfo en Valle de Chalco.

Otro ex perredista y ex priista, Alejandro Tapia González, será candidato del Partido Humanista a la presidencia municipal de Valle de Chalco, para “cumplir su sueño de ser alcalde del municipio que fundó”; sin embargo, los números no le favorecen y mucho menos los naipes que tiene en la mano.

Sí bien, Alejandro Tapia, un personaje con talento para el análisis y que fue factor fundamental para la creación del municipio 122 del Estado de México, buscó su oportunidad para ser alcalde de Valle de Chalco con las siglas del PRI y del PRD, las clases políticas de ambos partidos y la sociedad misma, han sido ingratas con él.

No logró “su sueño” de ser postulado por el PRI o el PRD en sus tiempos; buscó un acercamiento con la organización priista, Antorcha Campesina, pero tampoco.

Hoy es aspirante del Partido Humanista, pero primero, tiene que dar a conocer ese nuevo partido en el electorado de Valle de Chalco y después conquistar votos, algo difícil en esta época de abstencionismo electoral y de la presencia de 10 partidos políticos.

Por el PRI, la candidata natural es la diputada federal, Leticia Calderón Ramírez, luego de que el diputado local, Luis Enrique Martínez Ventura, hiciera público en las redes sociales, que no se inscribiría como aspirante tricolor a la presidencia municipal de Valle de Chalco, dejando el paso libre.

Su decisión de hacer pública su postura, fue para evitar que se desgranada la militancia tricolor, cansada de tener a los mismos personajes políticos a los cargos de elección popular.

Luis Enrique Martínez Ventura, tenía el escalón de ser candidato del PRI a al diputación federal, pero también, prefirió dar paso a Alma Lilia Luna Munguía, ex diputada federal del PRD y hermana de Miguel Ángel Luna Munguía, otro personaje “chaquetero” que fue alcalde de Valle de Chalco por el PRD y diputado federal por el PRI.

Por la imposición de Alma Lilia Luna y por el cacicazgo de Luis Enrique Martínez Ventura, una de las que pintó su raya fue Esmeralda Miranda Yáñez, regidora del PRI en el período 2009-2012 y quién llegó a ser presidenta del Organismo Nacional de las Mujeres Priista.

Ella se va con la ilusión de ser candidata a la presidencia municipal de Valle de Chalco por otro partido político, creyendo que tiene carisma y arrastre electoral. Pero en realidad, nada tiene.

La presencia de Alma Lilia Luna en la candidatura del PRI a la diputación federal, no es nada grato para los priistas vallechalquenses que se siente traicionados por su partido y con lo que se pone en riesgo de que el tricolor recupere la silla municipal el próximo siete de junio.

PARA EL ARCHIVO…

Y en esta jugada de naipes, Miguel Ángel Luna coquetea con el Partido Movimiento Ciudadano, pensando que aún puede ganar un puesto de elección popular, cuando su pasado quedó marcado por los negocios que hizo con la tierra, al igual que su padre Ricardo “El Chato” Luna, un popular fraccionados ilegal de los años ochenta que vendió ciento de terrenos en el entonces naciente Valle de Chalco.

Luis Enrique Martínez Ventura tiene su propia fuerza electoral en Valle de Chalco, es uno de los personajes políticos que podría recuperar la alcaldía para el PRI, pero se le atravesaron “marcas negras” en su historial como el de haber tenido un sobrino secuestrador y rescatar de la cárcel a su ex jefe de la policías, Tomás Lagunés, a quien vincularon por supuesta protección al crimen organizado.

Por el lado del PRD, Ramón Montalvo, es el único que garantiza un triunfo, ya que el candidato de Jesús Sánchez Isidoro, Juan Manuel Arellano, no tiene gran presencia en Valle de Chalco, mucho menos carisma para convencer al electorado.

Recuerden que Juan Manuel Arellano ya perdió una elección, en su tiempo fue candidato de Ramón Montalvo y del PRD, pero los números no le favorecieron en el 2009.

 

 

Share

Comentarios

Deja un comentario

Debes estar logueado para escribir un comentario.