Opinión.
EL PRI DEBE DE ERRADICAR LA MAFIA POLÍTICA EN EL MUNICIPIO DE LOS REYES LA PAZ.

Publicado el 3 noviembre, 2014
Archivado bajo Artículo | No hay comentarios

Corrupcion*El tricolor y sus aliados subieron “hasta las nubes” en los Reyes La Paz y en miles de municipios mexicanos, pero gracias a las maniobras millonarias del Grupo Atlacomulco o “Atraca mucho”.

Por. Juan lázaro Santiago.

En estos días de que Carlos Iriarte Mercado, presidente del PRI en el Estado de México y el gobernador Eruviél Ávila Villegas, así como Enrique Peña Nieto, barajan los nombres de los posibles nombres de los aspirantes a puestos de elección popular, deben de evitar dar preferencia a grupos que mucho daño le han hecho a la ciudadanía como ocurre en el municipio de los Reyes La Paz.

Por qué? Simple, la ciudadanía está harta de las pillerías de sus gobernantes de los Reyes La Paz, al menos en esta última década.

Sí, el PRI recuperó la silla municipal que tenía el PRD en el 2009 porque la ciudadanía se cansó de un alcalde inútil y de que le fallaba con obras públicas, ahora, está cansada de las pillerías de una banda tricolor que llegó para llevarse “hasta del perico de la casa”, por decirlo de alguna manera.

El PRI y los dos “grandes electores” que decidirán a los candidatos en los Reyes La Paz, deben de dar certidumbre y confianza al electorado local, con nuevas generaciones de políticos y no con la misma camada de saqueadores.

Y les diré por qué. Es cierto que el antiguo abonero, el militante priista que tanto espero la oportunidad de gobernar a su municipio, Rolando Castellano Hernández, ganó las elecciones en el 2009 con una enorme ventaja que llevó al PRI a los “cuernos de la luna”.

En el 2009, el PRI y Rolando Castellanos obtuvieron en las urnas más de 36 mil votos, dejando tirado en la lona al PRD, que en ese momento gobernaba con apenas 18 mil votos, porque el electorado decidió darle la espalda al partido amarillo por el fracaso del entonces alcalde Agustín Corona.

Rolando gobernó con muchas fallas y no cumplió con los servicios públicos y servicios con la ciudadanía. Puso a sus hijos en las áreas donde controlaba los contratos en las obras públicas para que manejaran “los diezmos” de las empresas.

En la tesorería tuvo a Juan José Medina Cabrera, quien sabía cómo disfrazar y ocultar las malversaciones financieras al municipio.

La ciudadanía ignora en sí como está adentro una administración interna municipal y de alguna manera solo se enteraban a través de los medios de comunicación, pero Rolando Castellanos Hernández, tenía buenos operadores de prensa que acallaban de una u otra forma sus pillerías.

Por ello, el PRI volvió a ganar en las elecciones del 2012 con Juan José Medina Cabrera, el ex tesorero de Rolando, porque le metieron millones a la compra del voto, además, influyó y mucho el candidato del PRI a la presidencia de la República, Enrique Peña Nieto, quien le arrebató al PAN el poder presidencial.

Obviamente, el voto tricolor y sus aliados subieron “hasta las nubes” en los Reyes La Paz y en miles de municipios mexicanos, pero gracias a las maniobras millonarias del Grupo Atlacomulco o “Atraca mucho” como solía decir Mauricio Valdés Rodríguez, un líder estatal del PRI, venido a menos y que quiso ser gobernado del Estado de México a través del PRD, pero no lo logró.

El PRI y Juan José Medina Cabrera, gracias a Peña Nieto, obtuvieron en los Reyes La Paz, más de 44 mil votos, el PRD con Tomás Merlos llegó a tener más de 32 mil votos, también por influencias del candidato presidencial de las izquierdas, Manuel López Obrador.

La diferencia fue de unos 12 mil votos entre el PRI y el PRD, pero, insisto fue por la millonaria compra de votos y la presencia de Peña Nieto; además, los perredistas fueron solos en esa elección porque el Partido del Trabajo y el Partido Movimiento Ciudadano quisieron tener sus propios candidatos, dividiendo aún más a la fracturada izquierda.

Sí en la elección del 2012 los partidos de izquierda hubieran decidido ir juntos, habrían logrados 39 mil 754 y la diferencia con el PRI, fuera mínima, unos cinco mil votos, pero en fin, los partidos de izquierda se creen autosuficientes y el PAN, se sintió triunfalista, con su candidata presidencial, Josefina Vázquez Mota, que cayó “en picada”.

A Juan José Medina Cabrera le importó poco tener esa importante fuerza electoral, más de 44 mil votos y desde el primer día de su gobierno se dedicó al pillaje.

Se le quiso adelantar al presidente Enrique Peña Nieto con su gendarmería municipal y fue regañado por el gobernador Eruviél Ávila, cuyos operadores políticos le pidieron que dejara esa idea.

Sus policías están metidos en asuntos sucios, como el escándalo que protagonizaron con secuestros y el roce con policías federales que llevado a la cárcel a algunos comandantes, incluyendo a uno de sus directores de seguridad pública.

Pero lo peor, fue que hizo que sus regidores le siguieran el juego en todos sus negocios sucios, como el servicio de grúas que instruyó para asaltar a miles de automovilistas que dejaban sus vehículos en las principales calles y que eran llevados a un corralón clandestino, donde a los propietarios les exprimían el bolsillo.

A sus regidores los llevó a viajes placenteros como a Cancún o a Huatulco, para emborracharlos, pagarles mujeres, hoteles, entre otros beneficios, con la intención de tenerlos callados y que le aprueban lo que él quiera en cabildo.

Desde un principio, el gobernador Eruviél Ávila Villegas, lo debió de meter a la cárcel tan solo por esos asaltos públicos a los automovilistas,  pero la Procuraduría de justicia, solo intervino por las quejas los afectados, pero de hecho únicamente se llevó detenidos a los trabajadores municipales que recibían ordenes de su jefe Juan José Medina Cabrera.

***La comisión estatal de derechos humanos, ante este robo descarado hacía los automovilistas, también se quedó calladita, a pesar de las constantes quejas de los ciudadanos en contra de las extorsiones de las grúas.

Pero en fin, todos sabemos que en el PRI se tapan todas sus fechorías. Pero, ya basta, con el caso Iguala, sus dirigentes deben de ponerse a reflexionar y “poner sus barbas a remojar”.

Carlos Iriarte, Eruviél Ávila y Peña Nieto deben de evitar que el municipio de los Reyes La Paz, deje de ser saqueado por una banda tricolor cuyas cabezas son Rolando Castellanos Hernández, Juan José Medina Cabrera y la diputada federal del PRI, Cristina González Cruz.

De esta manera se turnar en poder municipal:  Rolando pone como presidenta del PRI municipal a Cristina González y luego la recomienda como candidata a la diputación federal por el distrito Los Reyes La Paz-Chicoloapan, cuando él no cumple con el perfil profesional y ahora la quiere llevar a la alcaldía de los Reyes La Paz.

A Juan José Medina lo tenía como tesorero municipal, luego lo postula como candidato del PRI a la silla municipal, la que gana y en pago a Rolando Castellanos, le da “una aviaduría” como comandante de la policía municipal; además, mantiene a sus hijos en la nómina y a grupos de “aviadores” del grupo de Rolando, así como de Cristina González.

El plan de ambos, es llevar a la alcaldía a Cristina González, con lo que seguirían con el saqueo a las arcas municipales y mantenerse como “aviadores”.

Sin embargo, Cristina es una diputada que no cumple con sus compromisos sociales, por ahí hay quejas de que ofrece apoyos a personas con discapacidad o a madres solteras, pero jamás cumple.

Además, sobre ella existe una duda razonable: ¿porque se perdieron 100 equipos de cómputo de su oficina, cuando podía haber pedido vigilancia municipal, incluso, estatal hasta que se entregará a los beneficiados?

Se habla de un auto robo o que alguien de sus allegados fue el autor de esa desaparición. La Procuraduría estatal guarda silencio al respecto.

Pero en fin, en las elecciones del 2015, el PRI puede volver a ganar, porque los partidos de izquierda están sumamente divididos, habrá 10 partidos en total participando en las elecciones locales lo que dividirá más el voto.

Asimismo, habrá participación de candidatos independientes que creen que ante el cansancio de la ciudadanía por los altos grados de corrupción en el PRI y en el PRD, pueden llegar a la silla municipal.

Pero no cuentan con dinero, recursos, estructura, solo con el sueño de que “una gran mayoría” de ciudadanos va llegar a las urnas a votar por ellos, cuando la abstención es de más del 65 por ciento.

Al PRI le insisto: Analicen la posibilidad de que Los Reyes La Paz, tenga candidatos que le dé certidumbre y que le cumpla a la ciudadanía y hacer a un lado a los grupos de la mafia Política.

PARA EL ARCHIVO…

Uno de los posibles opositores fuertes al PRI en los Reyes La Paz, es José Luis Mondragón, del grupo de ADN, cuyo compañero de organización es Juan Zepeda Hernández, cuyos programas sociales y seguridad pública, han cambiado la percepción del electorado en el vecino Neza.

En Nezahualcóyotl, hay un mejor gobierno después del desastre electoral que dejó el anterior alcalde priista, Edgar Navarro, otro pillo institucional.

José Luis Mondragón puede seguir ese ejemplo, incluso, recibir la asesoría de Juan Zepeda, un hombre sencillo que aunque llega tarde a sus reuniones vecinales, cumple con el reparto del recurso público.

José Luis Mondragón, fue candidato a la diputación federal en el 2012, perdió ante la fuerza del dinero de Enrique Peña Nieto y no por la imagen de Cristina González.

Fue recién nombrado secretario del nuevo comité del PRD en el Estado de México y cuyos líderes de ADN están como secretario general del partido y como secretario de organización.

Obviamente que el PRD va a pagar los costos políticos que le dejó el caso Iguala y la desaparición de 43 normalistas. Lo que se puede convertir en tumba política para muchos aspirantes como José Luis Mondragón, pero, al tiempo, la reacción del electorado en los Reyes La Paz, puede variar los resultados.

 

Share

Comentarios

Deja un comentario

Debes estar logueado para escribir un comentario.